Alimentación saludable

El consumo diario de frutas y verduras, en cantidad suficiente y en una alimentación equilibrada es recomendado para mantener un adecuado estado de salud y un grado aceptable de bienestar. Las frutas y verduras han sido reconocidas como una buena fuente de vitaminas, minerales y fibras.

Su consumo nos ayuda a prevenir y reducir el riesgo de enfermedades, como las cardiopatías, los accidentes cardiovasculares, la diabetes, estreñimiento, hipertensión, exeso de colesterol, ciertos tipos de cáncer, así como deficiencias de importantes micronutrientes y vitaminas. Las frutas y verduras son naturalmente bajas en calorías, consumirlas puede ser una manera importante de prevenir y tratar la obesidad, lo que las convierte en un producto ideal para las dietas.